Aprende a cuidar tus plantas y sabrás cómo cuidarte

   Aprende a cuidar tus plantas y sabrás cómo cuidarte¿Te suena la frase? No tengo tiempo para cuidar de nada en casa, ni plantas ni animales, ni nada que se le parezca. De hecho, nadie tiene tiempo, incluso para sí mismo. Quien tiene animales de compañía, sabe lo complicado que es compaginar el trabajo con el cuidado a un animal. Pero quien no los tiene, se pierde parte del vínculo que se genera con una especie distinta a la humana.

   Parece algo banal, pero la vinculación con seres vivos también es enriquecedor hacerla con el reino vegetal. Éste nos ofrece la oportunidad de ver el crecimiento día a día, observar hojas y brotes nuevos, flores de diferentes colores, etc. Las plantas son una maravilla de la naturaleza, y también son del todo agradecidas. Este vínculo con ellas ayuda a desarrollar el cuidado, la paciencia, la tranquilidad, la belleza, el saber que todo tiene su momento, y sobre todo, el agradecimiento. A ellas podemos hablarles, y darles buena tierra y abono, a cambio, ellas dan mil olores distintos, armonía, frescor, e incluso compañía.

   ¿Sabes que las plantas llamadas de interior no existen? A ninguna planta le gusta estar encerrada entre cuatro paredes. Ellas también han nacido libres, pero sólo hablan cuando sus hojas se secan y se marchitan. A este tipo de plantas no les gusta el frío por haber nacido en países tropicales, por lo que es necesario que estén resguardadas en casa, o en lugares cerrados. De este modo, disfrutamos de todo tipo de vegetación durante todo el año y en cualquier lugar.

   Entonces, si te atreves a empezar un verdadero vínculo con ellas, van a formar parte de la familia, y si las dejas, te mostrarán cómo es eso de cuidarse cada día, de mimarse, y de reconocer las verdaderas necesidades interiores. Van a ser un recordatorio de tus propios cuidados, de vivir a otro ritmo, con otra conciencia, y en la dimensión del todo está bien si dejas espacio para que pase. Ellas sólo esperan, no juzgan ni te critican porque un día no las riegues. Aprovechan toda el agua de que son capaces para la próxima vez que te acuerdes. Ellas son así, pacientes, tranquilas y confiadas, la naturaleza siempre se abre paso, ella sabe.

  ¿Sabrás establecer este pequeño vínculo por amor a un simple brote? Estoy convencida que si este pensamiento formara parte de nuestra vida, el planeta entero bailaría con los ciclos, y los ciclos nos ofrecerían su máximo esplendor en todo momento.

   Vamos a hacer amigos para siempre, coloca una pequeña semilla donde pueda crecer y cuida su esencia. En el mismo momento, estarás cuidando de la tuya.

   Y en ese lugar de cuidado y amor, vamos a encontrarnos.

   DANNA SANS

   CambiaRealidad a mayor Amor, Bienestar y Paz Interior.


Dejar comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política-privacidad-cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Menu Title