la semana astrológica     Esta vez os voy a proporcionar una información un tanto banal a la vez que curiosa. Ésta la podéis contrastar a través de otras fuentes, pero es interesante sin más. Ya sabéis que siempre insisto en la relación que tiene el sistema solar y sus ciclos con nuestra forma de actuar o de ver la vida, ya que formamos parte de un todo mayor que nos envuelve.

   En el tema que nos ocupa os quiero contar el porqué llamamos a nuestros días de la semana como lo hacemos. Parece mentira que algo tan usual no se explique, y que la mayoría de las personas, o lo desconocen o no lo tienen en cuenta.

          Pues bien, como muchos sí sabéis el Lunes, es el día de la Luna.

El Martes es el día de Marte.

El Miércoles es el día de Mercurio.

El Jueves es el día de Júpiter.

El Viernes es el día de Venus

El Sábado es el día de Saturno

Y el Domingo es el día al Sol.

Como veis es sencillo, la relación Hombre/Sistema Solar, se encuentra en la forma más fundamental de movernos por el mundo, y como es lógico, la semana se encuentra representada así en multitud de idiomas.

Ahora me gustaría añadir un apunte más relacionado con esta curiosa relación. Cuando en el saber popular se nombra al día de la semana Martes, junto con el día trece, suele tener una connotación de mala suerte, o de día fatídico para muchos. Y os voy a explicar el porqué ocurre esto, ya que se encuentra muy enraizado en nuestro saber.

Cómo Martes es el día referido a Marte, el Dios de la guerra, pues tendrá una connotación de lucha y conflicto. Por otro lado, el número trece viene asociado a la Muerte, ya que es el paso siguiente al ciclo de 12, con el que acostumbramos a contar los meses del año, y otros ciclos, como los de la astrología occidental o de la china. Así las cosas, vemos que estos dos conceptos unidos planean en el inconsciente colectivo como símbolo de mala suerte.

En el caso anglosajón en cambio, nos encontramos con que el día elegido es el Viernes. En este caso podría derivarse de la contradicción de unir el símbolo de la muerte, trece, con el del planeta Venus, que recibe su nombre en honor a la diosa romana del amor, la belleza y la fertilidad, lo mismo que Afrodita en la mitología griega, y que se asocia a armonía y afecto.

        De este modo, cuando nos encontremos con el próximo Martes y trece, será fácil comprender cómo los símbolos se transmiten a través del tiempo y nos hacen llegar sus contenidos sin alterar, aunque no tengamos ni idea del porqué de esta tradición implícita.

         Os deseo muy buena suerte, a pesar de los números y los planetas.

        DANNA SANS

        CambiaRealidad a mayor Amor, Bienestar y Paz Interior.


DannaSans

Mi deseo es ayudar a quien lo desee a ver los potenciales más ocultos. Descubrir terrenos inexplorados propios, libres de lo que se espera de uno mismo, para encontrar de forma clara el camino más acorde a la propia felicidad. A través del Mapa Astral personalizado, y a las cartas del Tarot.

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.